Debido a la situación actual, cada vez son más los colegios y universidades de todo el mundo que están cancelando las clases presenciales para frenar la propagación del coronavirus. En casi todas las instituciones de educación superior, se pide a los profesores que se preparen para la posibilidad de impartir cursos en línea.

En CognosOnline hemos realizado una serie de consejos para todos los docentes que se ven obligados a dar clases online. Son en total 5 consejos para ayudarlo a hacer la transición a la enseñanza en línea.

Mantenga la navegación del curso simple y obvia.

Todo es más difícil para los estudiantes en línea. La comunicación es más lenta. Las distracciones son mayores. El mejor regalo que puede dar a sus alumnos es hacer que el proceso de aprendizaje sea simple y claro. Cuando eres un estudiante que toma un curso en línea por primera vez, eres como un viajero inexperto que acaba de aterrizar en Yakarta. ¿Dónde estoy? ¿Dónde está el programa de estudios? ¿Cuál es mi primera tarea? Imagine toda la incertidumbre del primer día de clase sin un instructor que lo guíe.

La navegación debe ser evidente y clara. Además, le sugerimos que haga un breve vídeo titulado “COMIENCE AQUÍ” que muestre a los estudiantes exactamente cómo se presenta el curso.

Mantenga sus videos de conferencias cortos

Cuando los estudiantes trabajan en línea, no solo se sientan en la computadora durante 50 minutos y luego regresan dos días después para la próxima conferencia.

Consumen contenido a diferentes velocidades en diferentes cantidades durante diferentes intervalos de tiempo. Los vídeos de conferencias más cortos se parecen mucho a los capítulos más cortos de una novela popular: permiten más “puntos de quiebre” en los que un estudiante puede alejarse y luego regresar y retomar donde lo dejaron. Los vídeos más cortos también facilitan que los estudiantes encuentren el contenido que desean revisar.

Los vídeos de conferencias más cortos también son un gran beneficio para los instructores. Si no está acostumbrado a grabarse, descubrirá rápidamente cuántos errores más comete cuando graba un micrófono o una cámara.

Use tecnología simple

La tecnología es asombrosa, pero a menudo causa problemas a los estudiantes. Resolver problemas de tecnología de forma remota para 30 estudiantes es una pesadilla. Si usted es el que está causando el problema (con una tarea demasiado técnica), debe mirar al espejo y preguntarse si las herramientas pueden simplificarse. En las clases en línea, siempre debemos esforzarnos por usar la tecnología más simple posible para hacer el trabajo, incluso si eso significa que los estudiantes están tomando fotos de trabajos dibujados a mano con el teléfono celular y cargándolas para que usted las califique.

Lo mismo también es cierto para la tecnología que utilizan los instructores para crear el contenido del curso.

Ahorre tiempo con segmentación de horarios

Sin la estructura de un horario de clases para organizar su día, los profesores en línea deben convertirse en administradores de tiempo maestro. La mejor solución de gestión del tiempo que he encontrado es “reducir su tiempo”. La premisa básica es que usted reserva grandes cantidades de tiempo cada día o semana para sus tareas esenciales en lugar de simplemente responder a las interrupciones cuando surgen.

Por ejemplo, solo responder los correos electrónicos de los estudiantes por la mañana entre las 8:00 a.m. y las 9:00 a.m. Eso da tiempo suficiente para responder a todas las preguntas de los alumnos, y como se hace todos los días de la semana, siempre se les responde a los alumnos dentro de las 24 horas.

Hazlo más simple para los estudiantes

En CognosOnline somos defensores de hacer las cosas más simples en lugar de más difíciles. Ser simple en el sentido de que los estudiantes saben exactamente lo que se espera de ellos (para que no reciba cien correos electrónicos al día haciendo preguntas). Ya mencionamos algunas cosas que podemos hacer para simplificar nuestras clases en línea, como el uso de tecnología simple y navegación simple, pero hay otras cosas que también podemos hacer.

Por ejemplo, supongamos que tenemos una tarea que pide a los estudiantes que escriban 500 palabras sobre ejemplos de simetría en la naturaleza. Esa es una buena tarea, pero es un poco tediosa. ¿Cómo podemos simplificar esa tarea? En cambio, le pediremos a cada alumno que tome diez fotos de simetría en la naturaleza y que comparta esas fotos con la clase en un panel de discusión. La tarea se volvió mucho más atractiva y agradable para los estudiantes y más fácil para calificar.

En CognosOnline somos expertos en e-learning en Latinoamérica.