La mayoría de nosotros necesita un poco más de tiempo en su día, pero ya que nadie ha inventado el día de 27 horas o una manera de estar en dos lugares a la vez, simplemente tenemos que ser más creativos con la forma de utilizar el tiempo que tenemos.

Los profesionales de e-learning con poco tiempo saben todo acerca de tratar de maximizarlo para hacer frente a la gran cantidad de prioridades que deben trabajar. Construir cursos, actualizar productos, comunicarse con los clientes, etc. Todas estas tareas toman mucho tiempo.

Sin embargo, hay una manera de trabajar más inteligentemente y facilitar el desarrollo de e-learning efectivo, en CognosOnline le enseñamos cuales son.

Cree un plan

Cuando nos enfrentamos a una montaña de trabajo, a menudo queremos profundizar en la obra y empezar a conseguir que se haga sin definir primero un plan para lograr el resultado que queremos. Cuando tomamos este camino, la comprensión duradera de un curso de e-learning se puede perder.

Para el desarrollo de e-learning efectivo, comience con un guión del curso. Los conocidos “Storyboards” son simples esquemas que describen cada pantalla del curso. Un guión gráfico ayuda a ver dónde fluye el aprendizaje o no y proporciona un método concreto para asegurarse de obtener los resultados que usted desea.

Utilice plantillas

Usted no tiene que reinventar la rueda cada vez que se genera un curso. En su lugar, utilice las plantillas disponibles a través de sus herramientas de autoría de e-learning o plantillas que haya creado, sobre todo para las páginas estándar, como visión general del curso, una página de FAQ y screencasts de demostración. Esto ahorra tiempo valioso que puede invertir en el desarrollo de actividades atractivas e interactivas específicas para cada curso.

Reutilice los activos de e-learning

¿Ha encontrado un modelo que funciona? ¡Genial! Reutilícelo al mismo que tiempo que crea contenidos de e-learning adicionales. La reutilización de activos e-learning ahorra tiempo y aporta elementos que han demostrado su eficacia en otros cursos. Por ejemplo, puede volver a utilizar:

  • Introducción
  • Actividades con pequeños ajustes para el contenido del curso específico
  • Juegos de aprendizaje eficaces
  • Simulaciones

Cree una guía de estilo

Una guía de estilo establece normas y directrices para el formato de los diferentes elementos en un curso. Especifica dónde van los títulos, qué tipo de letra debe utilizar, si las imágenes siempre se alinean a la izquierda (o derecha), entre otros. Si define estos elementos de diseño antes de tiempo y luego se apega a ellos, podrá diseñar cursos más rápido en lugar de perder el tiempo en decidir qué fuentes van mejor.

Organice el contenido

Cree un sistema de archivo para almacenar y gestionar los contenidos de aprendizaje para sus cursos como audio, vídeo, imágenes, materiales de referencia y documentos. Estos son los elementos que va a utilizar una y otra vez y saber exactamente dónde encontrarlos reduce el tiempo que pasará buscando el contenido.

 

Ahora que ya sabes más sobre las ventajas en invertir en ese formato de contenido para tu marca, puedes adentrarte en el mercado de los cursos online. En CognosOnline te ayudamos con todo lo que necesites.

¡Contáctanos!