Para las empresas que nunca han hecho e-learning, el problema no está en saber o no cómo trasladar un curso presencial a virtual, sino en descubrir si realmente la formación online tiene o no alguna ventaja para su organización.

Ese es el punto crítico para comenzar la estrategia de e-learning en su empresa, usar la formación virtual como ventaja para su organización.

En esta entrada le puede resultar útil conocer cuáles son las principales ventajas de la formación online en la empresa para decidirse a montar un proyecto de capacitación online en su negocio.

Te puede interesar: 5 consejos rápidos para los profesionales de e-learning

El ahorro de costes

Implementar una estrategia de e-learning puede ser un proceso caro al inicio, pero muy rentable a corto y medio plazo, ya que facilita la reutilización de recursos: vídeos, textos, unidades didácticas. Por ejemplo, si desarrollas una unidad que sirva como curso de acogida, podrás incluirla en todos los cursos de la empresa dirigidos a nuevos trabajadores sin tener que duplicar el tiempo invertido como sucede con la formación presencial.

La ausencia de desplazamientos

Si el docente no se tiene que desplazar, los alumnos tampoco. Con la formación virtual se evita tener que pagar costosos desplazamientos del equipo a la sede central para realizar formación. Se evita el coste asociado a que dejen su puesto de trabajo desatendido durante bastante tiempo por causa de esos desplazamientos.

Si por ejemplo tiene una empresa con sedes en varias ciudades y quiere formar sólo a los responsables de marketing, podrá hacerlo sin tener que desplazarlos desde cada una de las ciudades a un punto central.

El ahorro de espacio

Seguro que alguna vez ha intentado aprovechar al máximo los recursos y ha organizado una formación masiva porque el experto que trae es caro o sólo dispone de unos días para estar con su equipo. En esos casos, meter de repente a 30, 50 o incluso 100 personas a la vez en un espacio físico, se puede convertir en un problema gordo: coste de la sala, no tener realmente sala para tanta gente. Con la formación online tendrá a su disposición todo el espacio del mundo.

La multiplicación del tiempo

Cuando organiza la formación presencial se da cuenta que el tiempo es limitado: tiene que hacer la formación en un período muy concreto, de lunes a viernes, en un horario específico, etc.

Con la formación online gana horas al día y permite que cada empleado se acomode al horario que mejor le va. A lo mejor hay alguien que prefiera echarle un vistazo a los contenidos a primera hora de la mañana, cuando tiene menos apuro en el trabajo. Con el e-leanring tiene la opción de incrementar el tiempo disponible para que los empleados se puedan formar.

Te puede interesar: Caso de éxito: H&M

La lucha contra la movilidad

Si la empresa es de las que tiene una alta rotación de personal te sonará muy familiar este escenario en el que cada semana se incorpora un nuevo miembro al equipo. Otra vez hay que perder un día entero enseñándole todo y así cada semana. Esto tiene un coste muy alto en la productividad de una empresa.

Con la formación online se reduce el tiempo que debemos invertir para hacer frente a la movilidad en nuestra empresa. Podemos crear un curso de acogida que estará siempre disponible para que, incluso antes de venir a la oficina el nuevo empleado lo haya visto ya y tenga más claro dónde y cómo va a trabajar.

En CognosOnline ayudamos a las empresas a implantar en su organización la plataforma de software y e-learning.

¡Contáctanos!