El e-learning puede parecer la solución de capacitación del momento. A los estudiantes les encanta por la flexibilidad que ofrece, mientras que a las organizaciones les gusta que sea rentable, personalizable y escalable. Sin embargo, muchas empresas lo intentan y fallan.

Esto se debe porque no hicieron suficiente análisis de necesidades de la audiencia o no realizaron un plan estratégico antes de implementar la capacitación. También puede ser porque no definieron sus objetivos o nunca hablaron con los trabajadores antes de exigirles que se capacitaran en línea.

Si está considerando lanzar su primer curso de e-learning, en CognosOnline lee indicamos cinco reglas de oro que debe conocer si desea tener éxito.

Te puede interesar: ¿Quieres capacitar a tu personal de manera virtual?

Siempre ponga a la audiencia de primero

Su programa de e-learning debe desarrollarse teniendo en cuenta al público objetivo. Por más que el contenido del curso sea muy valioso, debe asegurarse que primero capture la atención de los alumnos y luego definir una estrategia de diseño instruccional para mantenerlos enganchados. Si no sucede ninguna de estas dos cosas, es poco probable que el proceso de transmisión de conocimiento suceda.

Piense en lo que los participantes de su curso traerán a la capacitación. ¿Son tecnológicos? ¿Tienen mucha experiencia en su rol actual? ¿Están haciendo bien su trabajo o tienen problemas? Las respuestas a estas preguntas deben informar el contenido del curso. También debe tener en cuenta que a los estudiantes les gusta tener las oportunidades de interactuar entre sí, por lo que dichos elementos deberían estar integrados.

Debe involucrar a la alta gerencia lo antes posible

Los líderes o gerentes de una organización tienen dos roles clave que desempeñar para garantizar que los programas de e-learning tengan éxito.

  • En primer lugar, deben tener claro qué quieren que logre el curso. El programa debe tener un objetivo claro, por ejemplo, mejorar el servicio al cliente, llevar a cabo una tarea de manera más eficiente o hacer lanzamientos de ventas más sólidos. La gerencia debe trabajar de la mano con el equipo de aprendizaje y desarrollo para determinar cómo el programa e-learning mejora la organización. Sin una planificación adecuada, las organizaciones solo desperdiciarán dinero.
  • Los líderes también deben mostrar su apoyo de forma visible. Los colaboradores deben saber que el programa e-learning tiene el respaldo, éste tiene mayor credibilidad. Si hay alguna sesión cara a cara, deben estar ahí los líderes también. Más colaboradores se inclinarán a participar si saben que las personas en todos los niveles de la organización apoyan el programa.

El compromiso del trabajador debe ser su principal prioridad

Es más probable que las personas aprendan cuando están comprometidas o enganchadas con el contenido. Si desea que sus colaboradores inviertan su tiempo tomando el curso, definir una estrategia clara para mantenerlos comprometidos hasta terminar el curso debe ser su prioridad.

Algunas personas confunden la interacción con el compromiso, pero no son lo mismo. Es posible que los alumnos tomen el curso rápidamente, vean los vídeos y tomen las evaluaciones, pero esto no significa que estén aprendiendo o que vean valor en el contenido. Es posible que solo quieran llegar a la parte del curso en el que están realmente interesados o incluso llegar al final para que puedan terminar el curso y recibir un estatus de “aprobado”.

Esencialmente, necesita que los trabajadores desarrollen un interés genuino por el curso. Una buena idea es utilizar aspectos de la gamificación como la competencia y los incentivos para mantener las cosas interesantes. Reconozca los logros de los participantes y recuérdelos en las redes sociales o con una insignia de LinkedIn. Cuando los alumnos tengan algo que esperar, disfrutarán tanto del curso que tal vez ni siquiera se den cuenta de que están aprendiendo.

Los cursos deben adaptarse a cualquier dispositivo móvil

A muchos colaboradores les resulta difícil sacar tiempo para aprender. Esto lo confirma un estudio realizado por LinkedIn que descubrió que este era un gran desafío para los equipos de desarrollo de la fuerza laboral.

Si desea que sus trabajadores puedan tomar el curso en cualquier momento o lugar, el curso debe ser fácil de acceder desde cualquier dispositivo móvil. De esa manera, pueden revisar el contenido cuando tengan un tiempo durante el día o mientras esperan que comience una reunión.

Hoy en día, las personas consumen una gran parte de su contenido en teléfonos inteligentes y tablets, y su papel como profesional moderno de capacitación es llegar donde ellos están. Incluso si sus alumnos son mayores, no asuma que no van a usar los teléfonos inteligentes para aprender.

Cursos simples y efectivos

En el pasado, el e-learning consistía en incluir tantos elementos como fuera posible. Mientras más “interactividad”, más gráficos y “bling-bling”, mejor.

Hoy en día, los estudiantes desean interfaces más simples y cursos más cortos y manejables.

Si ha estado en la industria del e-learning durante mucho tiempo, es posible que deba revisar algunos de sus cursos y modernizarlos. Es posible que algunos módulos deban presentarse de una manera que sea adecuada para los estudiantes modernos. Considere simplificar el diseño y hacer que los módulos sean más cortos.

Una lección importante que CognosOnline le brinda. ¡No se preocupe tanto por la cantidad de diapositivas que hay en un módulo en particular! Si el curso es atractivo y útil, y las diapositivas están enfocadas, los trabajadores no se sentirán abrumados ni se aburrirán. Si estás utilizando audios, asegúrese de que no contengan demasiados detalles, ya que también pueden hacer que el contenido sea demasiado denso.

Otra cosa a considerar aquí es el uso de la gamificación y la interactividad. Si el contenido ya es emocionante, no necesita hacer demasiado para garantizar que los alumnos sigan interesados. Para temas más secos y complejos que son esenciales de aprender, puede aprovechar los efectos especiales para asegurarse de que los trabajadores no se aburran.

Te puede interesar: Motiva a tus colaboradores a tomar tus cursos e-learning

El éxito de su curso de e-learning depende en gran medida de su capacidad para desarrollar contenido relevante y atractivo destinado a alcanzar los objetivos de la organización. Es crucial que se centre en las necesidades y habilidades de los alumnos y que quede claro qué quiere obtener del curso. Cuando los cinco factores descritos anteriormente no se consideran, es poco probable que su programa de e-learning resulte en un retorno significativo de la inversión.

¡Contáctenos!

CognosOnline expertos e-learning en latinoamérica