¿Quieres implementar un diseño instruccional en tu institución educativa pero no sabes por dónde empezar? En este artículo te contaremos cuáles son las fases que hacen que el diseño instructivo sea exitoso.

Un diseño instruccional es la guía o el paso a paso para llevar a cabo cursos, asignaturas o carreras virtuales de forma exitosa. Esta será la etapa previa de cualquier aprendizaje, que permitirá plantear objetivos, metas, crear y diseñar módulos, elaborar actividades y evaluaciones, entre otras actividades que dan valor a los programas académicos.

Características del diseño instruccional

Una de las características principales de los diseños instructivos es su variabilidad, pues dependen de las necesidades e intereses de las instituciones educativas, los docentes y los estudiantes. Por esa razón, existen una serie de modelos de diseño instruccional que podrán adaptarse a cada caso en particular. 8 de los modelos más importantes son:

  • Modelo ADDIE
  • Modelo ARCS
  • Modelo ASSURE
  • Modelo de Gagne
  • Modelo Jerrold Kemp
  • Modelo de Jonassen
  • Principios de Merrill
  • Taxonomía de Bloom

Elementos del diseño instruccional: ¿Qué se necesita para su elaboración?

Durante el desarrollo de un diseño instruccional intervienen varios factores que garantizarán el éxito del proyecto. Desde personal, hasta recursos y metodologías: todos los actores pedagógicos deberán ser parte del proceso para así obtener los resultados esperados.

Equipo experto en diseño instruccional

Para desarrollar cualquier diseño instruccional, es importante definir roles para que las tareas estén direccionadas correctamente. Un equipo instruccional deberá estar compuesto por: jefe de proyecto, un SME, un diseñador instruccional y técnico informático y un diseñador gráfico.

➡️ Te puede interesar: ¿Qué es la virtualización de cursos?

Metodología pedagógica

El equipo instruccional deberá pensar en una metodología. Para ello, es importante planificar objetivos y metas para elaborar un proceso o un paso a paso, que le permita al equipo tener claridad sobre el diseño, y así optimizar el trabajo de todos y conseguir los resultados esperados.

Recursos económicos y tecnológicos

Según el modelo de diseño instruccional que se elija para trabajar, se deberá pensar en los recursos que se requieren para lograr consolidarlo. Además de eso, se deberá tener en cuenta la inversión económica, de tiempo, de materiales y recursos tecnológicos. Esto te permitirá saber, a grandes rasgos, qué es lo que vas a necesitas y con qué recursos cuentas.

Por lo anterior, es necesario contar con una buena plataforma LMS, en la que se puedan alojar los contenidos. En CognosOnline contamos con Open LMS: una plataforma de código abierto basado en Moodle, que permite crear experiencias de aprendizaje únicas y diferenciadas. Este es un LMS cuenta con la flexibilidad, herramientas, contenidos e integraciones necesarias para crear experiencias de aprendizaje sin límites y de calidad.

Fases para llevar a cabo el desarrollo instruccional

Aunque las fases del diseño instruccional tienden a variar de acuerdo a los modelos que se apliquen y los requerimientos de cada caso, acá te contaremos cuáles son las 5 fases más comunes en el desarrollo de contenidos virtuales.

1. Introducción

Esta es una etapa de investigación en la que será pertinente entender las necesidades de las institución educativa, los docentes y los estudiantes, para abordar objetivos, metas, y empezar a plantear el camino para llegar hasta allá. Hacer una investigación previa permitirá aprovechar mejor los conocimientos de los estudiantes para el proceso de aprendizaje.

2. Presentación

Después de entender mejor en qué punto del aprendizaje están los estudiantes y a qué ritmo aprenden, el equipo instruccional podrá poner a dialogar los conocimientos previos de los alumnos con los nuevos conocimientos, para que todos dirijan hacia un mismo objetivo y se optimice el proceso pedagógico.

3. Práctica

Esta será la fase en la que se elaborará el material para poner en práctica todo lo que el estudiante ha aprendido. En esta fase se incluyen actividades, tareas, ejercicios prácticos, entre otros recursos, que les permitirán a los estudiantes obtener experiencia con respecto a los conocimientos básicos adquiridos.

4. Producción

En esta parte, los estudiantes se enfrentarán a actividades semi-controladas en las que el alumno no solo podrá poner en práctica lo que sabe, sino que podrá reproducir dicho conocimiento para llegar a soluciones específicas.

5. Retroalimentación

Esta es una fase en la que los estudiantes ponen en práctica sus conocimientos en el mundo real. Es decir que en este punto ya sabríamos si el estudiante incorporó realmente los conocimientos adquiridos durante las clases. Esto también le servirá al equipo instruccional para saber qué mejoras debe hacer en una próxima oportunidad.

En CognosOnline contamos con un equipo experto en desarrollo de contenidos virtuales, que podrá ayudar a tu institución educativa a digitalizar tanto cursos específicos, como carreras completas, de forma fácil, rápida y eficaz.