Las estrategias de capacitación que emplean las empresas hoy en día es una de las labores que más compromiso requirieren en la organización y en la que más esperanzas ponen las personas encargadas de estos proyectos. Sin duda los procesos de desarrollo y capacitación de colaboradores se han convertido en una pieza clave para las organizaciones pues representan el continuo avance de los empleados y el compromiso de las compañías con su personal.

Sin embargo, para nadie es un secreto que esta serie de actividades son equivalentes a inversiones que hacen las compañías de tiempo y dinero y que esperan de ellas resultados de productividad efectivos. Hoy queremos darte a ti 4 pasos para reducir los costos de las capacitaciones de tu empresa, sin afectar la calidad de los resultados que obtienes.

Piensa en el e-learning a gran escala

¿cuánto dinero cuesta trasladar a tus lideres de proyecto, gerentes o colaboradores a las ciudades donde se realizarán las capacitaciones? Recuerda que no sólo se trata de la compra de tickets de avión, sino de su estadía y gastos de traslado. Con el e-learning estos factores se omiten totalmente pues la inversión va directamente enfocada a adquirir una plataforma robusta en la que se suben de manera 100% virtual los cursos y capacitaciones para el personal pueda hacerlos sin moverse de su oficina o casa. Analizándolo con detenimiento se puede comprobar que el e-learning representa una inversión menor.

Juega con los formatos

Las capacitaciones que consisten sólo en escuchar a un experto y tomar notas, funcionan en algunas ocasiones, pero en otras sólo funcionan para aburrir al colaborador. Por esto, nuestro consejo es que varíes el formato en el que quieres instruir a tu personal, utiliza elementos gráficos como videos, audios, sistemas de gamificación y demás elementos interactivos que le permitan al usuario aprender de una manera dinámica y natural.

Utiliza a tus lideres

En los grupos de trabajo siempre existe un líder o un experto y su colaboración puede aportarte no sólo desde el punto de vista de experiencia, si no como apoyo al desarrollo de los demás miembros del equipo. Utilizar ese recurso te permite crear pequeñas capacitaciones especificas que no atraen un valor económico adicional pero que si cumplen con la función.

Reutiliza tu contenido

¿A qué nos referimos con esto? Es posible que algunos de tus contenidos se puedan utilizar para diferentes tipos de usuarios, incluso sin tener relación con su nivel en la escala de responsabilidades de tu empresa. De esta manera ahorras en la cantidad de cursos obtienes.

¿Quieres tener más información sobre este tema? Contáctanos y te contamos sobre más ideas para a través del e-learning proyectar tu negocio.