La oferta educativa ha convertido a los estudiantes en compradores de educación, la competencia entre las escuelas de educación superior es cada vez mayor y éstas se preocupan más por las ventajas competitivas que por las Tecnologías de Información. En los últimos años, las principales universidades del país han incorporado a su oferta educativa programas de estudio a través de e-learning y esto las ha llevado a afrontar el reto de involucrarse de manera profunda con la aplicación de la tecnología en el ámbito educativo.

La formación profesional, el aprendizaje a lo largo de la vida, el entrenamiento o capacitación profesional y la formación personal son los campos en los que el e-learning ha tenido mayor acogida, ya que este método de aprendizaje deja en el alumno la mayor parte de responsabilidad y se requiere de su parte interés, dedicación, responsabilidad y autoaprendizaje. Por parte del docente se requiere mucho trabajo previo, seguimiento y capacidad para motivar al alumno de forma remota.

Te puede interesar: Estrategias para construir un programa de aprendizaje efectivo

Para un curso e-learning es necesario contar con materiales educativos que formen la guía y con recursos que apoyen el método de enseñanza. Sin duda alguna Internet es una fuente importante de recursos de información de todo tipo, pero la cantidad de información y la falta de categorización de la misma hace que su explotación real sea ineficiente.

Distintos grupos se han dado a la tarea de estudiar este problema y proponen estándares para la interoperabilidad de sistemas o plataformas de enseñanza, así como para la reutilización de recursos educativos, lo que llaman objetos de aprendizaje.

Es importante tener en cuenta la reutilización de objetos educativos, para ello primero se introduce en cómo las tecnologías se han integrado a la educación superior y cómo los sistemas de e-learning se han abierto camino y se abordan conceptos generales sobre el tema de objetos de aprendizaje y sus repositorios.

El e-learning tiene un papel decisivo en el proceso de innovación de las universidades. El desarrollo y la integración de tecnologías de aprendizaje en la educación superior se han acelerado por la alianza entre políticos de la educación, inversores en tecnología y gestores universitarios.

El concepto del e-learning incluye una variedad de aspectos que en su combinación causan un cambio organizacional en el sector de la educación superior. Estos elementos son, entre otros, el progreso tecnológico de aplicaciones de e-learning, el interés económico de las empresas y los actores involucrados, los diferentes modelos económicos y estrategias de organización del e-learning, el rol cambiante de los formadores y de los alumnos en entornos virtuales de formación, la importancia de la pedagogía de los medios para el desarrollo futuro y una integración sostenible del e-learning en la educación superior.

Te puede interesar: Recursos para sumar puntos a tus cursos online

La Universidad debe modificar, desde dentro, la estructura del aprendizaje y el conocimiento en educación superior, y dar a sus estudiantes aquellos elementos de vida, ejemplo, afecto, contrastación y solidaridad, entre otros, que la interacción virtual no da. En vez de enfrentar el e-learning, debe saberlo aprovechar, como complemento de la formación presencial y prepararse para aquellos momentos de reflexión y criterio, argumentado, que todos necesitamos.

¡Contáctenos!