Cada vez son más personas y compañías las que se interesan por el e-learning, a los que se preguntan qué es exactamente, cuáles son sus características principales y qué puede aportar a la enseñanza y el aprendizaje en comparación con los métodos empleados tradicionalmente.

Para poder explicar con claridad qué es el e-learning y resolver todas las dudas, es conveniente hablar a grandes rasgos y comenzar desde el principio para abordar todo lo que hay dentro del mundo del aprendizaje y la enseñanza virtual.

Te puede interesar: 4 sencillas formas para pasarse al e-learning definitivamente

¿Qué es el e-learning?

El e-learning, contempla el uso de tecnologías informáticas y de Internet para ofrecer una amplia gama de soluciones que faciliten el aprendizaje y mejoren el rendimiento. Es decir, llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje a cada uno de los alumnos a través de las nuevas tecnologías, es decir, ordenadores, tablets o incluso teléfonos móviles inteligentes o los smartphones.

El e-learning, elimina la relación física entre alumno y maestro, ya que solo contactan a través de los medios técnicos que cada plataforma disponga. Con este modelo de aprendizaje, el alumno es el núcleo central y todos los conocimientos giran en torno a él. Al ser el protagonista, cada persona puede escoger qué conocimientos desea adquirir, en qué momento y de qué forma, algo que hasta la llegada de la formación a distancia, había sido imposible.

¿Plataforma e-learning?

Para poder llevar a cabo la educación a distancia, es necesario contar con una plataforma, el lugar donde es posible generar o subir contenidos. Se trata del punto en común al que pueden acceder todos los alumnos matriculados en un plan de estudios que contenga contratada alguna plataforma. Allí acceden a los contenidos que el profesor o tutor suba.

Por decirlo de alguna manera, una plataforma e-learning es como una red social en la que los usuarios interactúan. Los profesores son quienes manejan de qué forma a través de las tareas y contenidos, aunque también existen espacios dentro de la mayoría de plataformas que están disponibles para que los alumnos compartan cualquier opinión o trabajo que hayan realizado.

Existen muchos estilos de plataformas que ofrecen diferentes funcionalidades, por eso, lo mejor es tener claro todos los aspectos para elegir una plataforma e-learning. La ventaja es que cada entidad interesada en ofrecer formación a distancia, puede escoger el tipo de plataforma que mejor se adapte a sus necesidades.

Tipos de plataformas e-learning

Hay dos grandes tipos de plataformas e-learning: las de software libre y las plataformas comerciales o de propietario. Todas suelen girar en torno a estas dos premisas, independientemente de la cantidad de recursos o herramientas añadidas que ofrezca cada plataforma individual.

Las plataformas de software libre, se utilizan para dar formación abierta, sin ningún tipo de coste. Generalmente, están desarrolladas por instituciones educativas que quieran ofrecer una serie de cursos o formación a aquellos que quieran. Algunas de estas plataformas, no todas, son de código abierto, lo que establece el libre acceso y que el usuario sea autónomo para manipular el software. Algunas de libre acceso están tan equipadas como las comerciales, mientras que otras son muy básicas.

Características básicas que todas las plataformas de e-learning deben poseer

Las funcionalidades que una plataforma de e-learning puede ofrecer a los usuarios podrían no tener límites, pero hay una serie de características que deben cumplir todas las plataformas para que su funcionamiento sea óptimo y la experiencia de los usuarios no se vea perjudicada.

  • La plataforma debe ser capaz de acoger y reproducir todo tipo de contenidos, independientemente de quién los haya creado o de los métodos que haya empleado. Incluso debería poderse incorporar contenidos de otra plataforma.
  • Los contenidos pueden ser reutilizados en otros cursos o en otros contextos, e incluso se puede añadir información, haciendo que los contenidos se encuentren siempre actualizados.
  • Los contenidos presentes en una plataforma nunca son estables. Cada vez que alguien accede a ellos, se registra su actividad, de tal forma que al volver a acceder a un documento, pueda continuar la lectura desde el lugar donde lo dejó.
  • El tutor o instructor puede saber si los alumnos están accediendo a los contenidos o no. Es una forma de asegurarse de que ningún usuario se pierda alguna lección o documento esencial.
  • Tanto los alumnos como los tutores podrán acceder a cualquier hora del día al contenido, gestionando sus horarios y el tiempo que quieren dedicar a su formación.
  • Las plataformas e-learning están preparadas para afrontar los avances tecnológicos, impidiendo que los contenidos o su accesibilidad se queden obsoletos.
  • Las plataformas no dejan de crecer. Siempre es posible aumentar la cantidad de contenidos, cursos y el número de alumnos que pueden acceder a ella.
Te puede interesar: 10 datos curiosos del e-learning a nivel global

Todas las características anteriormente mencionadas hacen que el proceso de enseñanza-aprendizaje se vea beneficiado, ya que implica el ahorro de costos, reduce el tiempo de aprendizaje, permite a los usuarios organizarse mejor y hace que la calidad del aprendizaje también se vea incrementada.

A la hora de escoger una plataforma virtual, hay que tener en cuenta las necesidades de la institución en cuestión, pero es esencial asegurarse de que posea estas características mínimas. De lo contrario, podrías encontrar problemas que dificulten el desarrollo de los cursos.

En CognosOnline contamos con distintas plataformas virtuales que le ayudarán a concretar las enseñanzas que desea instaurar en su institución o empresa.

¡Contáctanos!

CognosOnline expertos e-learning en Latinoamérica