Hoy por hoy la economía global está girando en torno a la comunicación efectiva entre países, lo que promueve el crecimiento económico, social y tecnológico. Por esta razón,  el conocimiento de idiomas se ha convertido en una prioridad para lograr desenvolverse como profesional en diversas áreas: las empresas buscan personal que tenga  dominio de al menos una segunda lengua, en aras de expandir sus horizontes en un mercado globalizado y participar de una competencia económica internacional. 

De igual manera, esta comunicación efectiva no solo trae beneficios profesionales, sino que también impulsa el crecimiento personal  y promueve la tolerancia, el respeto y aceptación de otras culturas  y creencias individuales,  es decir, expande un desenvolvimiento social basado en el reconocimiento del otro. 

Así mismo, las personas que dominan idiomas tienen más posibilidades de desenvolverse en actividades de desarrollo personal como viajes, reuniones sociales, voluntariados, expresiones artísticas, entre otros.

Por ello, el sistema educativo se ha replanteado y el aprendizaje temprano de un segundo idioma se ha vuelto fundamental para pertenecer a una modernización social, educativa y política

 

Ventajas de la inclusión temprana de idiomas en los colegios

El aprendizaje de idiomas como el inglés puede representar un desafío, especialmente en personas mayores. Esta dificultad del aprendizaje puede deberse al uso de metodologías erróneas de enseñanza que no potencian las habilidades individuales de cada estudiante, así como al hecho de no haber tenido un acercamiento al idioma en la niñez. 

Por esta razón, es importante empezar la inclusión temprana del aprendizaje de idiomas en la educación formal de los niños, basándose en estrategias específicas pero sencillas de enseñanza. 

Se debe tener en cuenta que los niños aprenden a comunicarse con naturalidad gracias a la necesidad de expresarse, por lo que se acogen directamente en lo que escuchan a diario y almacenan esta información.  Es decir, los niños no organizan de manera sintáctica la lengua que escuchan, solo la entienden y replican formando un solo lenguaje en su mente y no dos como lo haría una persona adulta. (Pressleyand McCormic, 2007)

Además, contrario a la creencia de que los menores que aprenden idiomas como el inglés olvidan rápidamente su lengua nativa, está comprobado que el crecimiento intelectual y de aprendizaje de un segundo idioma desde la niñez genera que abran su mente, su capacidad cognitiva aumente y su desempeño académico y social sea el mejor. (German  Commission  for  UNESCO, 2012)

Como se ha mencionado anteriormente, el dominio de más de un idioma facilita el desarrollo personal en el mundo actual y abre puertas desde cortas edades. Por ejemplo,  se abre la posibilidad de que un joven pueda estudiar en diversos países o pertenecer a entidades reconocidas internacionalmente y en general llegar a tener una vida profesional y personal exitosa. 

Por ello, son importantes las estrategias de educación de las instituciones educativas, así como el acompañamiento a los educadores, quienes son el pilar fundamental en el aprendizaje de los niños.

 

¡Contáctanos!

En CognosOnline somos líderes en transformación digital en Latinoamérica.