Podemos referirnos al e-learning como la enseñanza y aprendizaje que recibimos online, es decir a través de Internet y la tecnología. También podemos conocerlo como enseñanza virtual, formación online, teleformación o formación a distancia, términos que no son sinónimos pero si tienen mucho en común.

Actualmente, Internet es el canal de acceso a cualquier tipo de formación e información de cualquier organización del mundo en el momento que nosotros queramos desde el sitio que queramos. Por lo tanto, los dos grandes beneficios principales que propicia el e-learning son: la eliminación de las barreras físicas y temporales, es decir espacio y tiempo, y la oportunidad de acceder al aprendizaje permanente a lo largo de nuestras vidas, adaptado a nuestras necesidades personales.

Así pues, el e-learning debe entenderse como una modalidad de formación que pretende aportar flexibilidad y personalización en los procesos de aprendizaje.

Te puede interesar: 5 ventajas de las plataformas e-learning

Características del e-learning

Este tipo de enseñanza online permite la interacción del usuario con el material mediante la utilización de diversas herramientas informáticas, para lograr esto es indispensable el uso de una plataforma o entorno de aprendizaje virtual, comúnmente llamado LMS (Learning Management System) que es donde se desarrolla el curso, se gestionan los contenidos, y se mantiene la relación y comunicación de los alumnos y docentes.

Dentro de la plataforma LMS, se podrán encontrar materiales didácticos y recursos para el aprendizaje que pueden ser de múltiples formatos tales como multimedias, podcast, audios, vídeos entre otros. El contenido que se ofrece se encuentra dentro de un proceso de gamificación, es decir recursos como chats, videoconferencias, foros de discusión, etc.

Un punto importante dentro de cualquier contenido, sin importar su formato, es el tener un tratamiento pedagógico de calidad y exhaustivo mediante el diseño instruccional, ya que es la estrategia que permitirá elaborar los materiales y que los recursos cumplan los objetivos del aprendizaje establecidos en la formación online.

Cabe destacar que la acción del tutor online o docente debe llevarse a cabo en tres áreas: planificación del contenido y actividades, orientación al alumno y dinamizador de los conocimientos. Su rol pasa de ser un transmisor del conocimiento a un facilitador del aprendizaje.

Ventajas del e-learning

  • Reducción del costo de la formación: mientras que la inversión es inicial y de mantenimiento, se evitarán gastos de traslado, alojamiento o material didáctico que se requieran cuando la formación es presencial. Esto cobra especial importancia cuando hablamos de organizaciones de gran tamaño con distintas localizaciones a nivel mundial.
  • Inmediatez: Una vez conectados, cualquier tipo de comunicación puede realizarse con rapidez y agilidad, tanto por parte de los alumnos entre si, como de los alumnos con los tutores.
  • Flexibilidad: mientras que la formación presencial requiere de calendarios cerrados, la online disfruta de la flexibilidad que otorga poder conectarnos en cualquier momento, siempre que haya una conexión a internet disponible.

Cambios en la educación

La llegada del e-Learning ha sido un cambio significativo tanto para los roles de alumno como los del profesor, incluso ha llegado a incorporar perfiles profesionales desconocidos en la enseñanza.

Dentro de los cambios podemos ver como el alumno se sitúa como centro del proceso formativo, desaparecen las clases multitudinarias con un solo profesor dirigiéndose por igual a 20, 30 ó incluso 100 alumnos. De esta forma se fomenta la autoformación y se evita la dependencia directa del alumno respecto al docente. Aunque en la formación tradicional ya existían dinámicas colaborativas, con el e-Learning se fomenta el trabajo en grupo.

Entre los distintos perfiles profesionales que han aparecido gracias al e-learning, contamos, por ejemplo, los diseñadores, tanto de contenidos como de actividades, aunque conocen la pedagogía clásica, los formatos han cambiado. Lo que antes se expresaba en dos páginas de un libro de texto ahora es un vídeo o una infografía es necesario que personas con capacidades puedan divulgar la información en los distintos formatos actuales.

Aunque muchos siguen reacios ante el uso de este nuevo tipo de aprendizaje “electrónico” ya que prefieren el contacto físico con otras personas, nadie puede negar que el e-learning ha evolucionado tanto que en muchas ocasiones aporta muchas más ventajas estudiar desde esta modalidad que frente a la modalidad presencial.

Te puede interesar: 4 tendencias del e-learning para este nuevo ciclo educativo

Ya son miles de millones de personas las que se forman a diario a través de grandes plataformas como Blackboard, NetDimensions o Symplicity.

El aprendizaje está en todas partes, y el e-learning se adaptará a los tiempos y generaciones futuras para poder aprender sin barreras de espacio-tiempo, económicas, entre muchas otras.