Cuando nos ponemos como meta estudiar y es algo por lo que realmente nos preocupamos, no queremos bajo ningún motivo perder nuestro tiempo sino dedicarlo a analizar y absorber la mayor cantidad de información posible.

En CognosOnline sabemos de primera mano algunos tips que pueden ayudarte en tu proceso de formación.

  1. Tener un horario de estudio: Plantearte un horario diario para estudiar, te ayuda a ser más organizado y a tener una mejor disposición en el momento en que comienzas a analizar la información, te permite estar consciente de que, durante ese par de horas, por ejemplo, vas a pensar solamente en el tema que quieres aprender, sin distraerse con ninguna otra cosa.
  2. Estudia todos los días: Contrario a lo que podríamos pensar estudiar diariamente permite aligerar la carga, pues imagina esto… El mejor escenario es dedicarle al menos una hora al día a estudiar el tema que quieres trabajar, porque si tomas un solo día, pero te dedicas 4 horas, sin duda tu cerebro se puede sobresaturar y dejar de aprender correctamente.
  3. Plantéate tus propios objetivos: Cuando te propones metas especificas es más sencillo sentirse menos abrumado por el proceso de aprendizaje, por ejemplo, hoy tu meta es lograr recordar los principales conceptos del tema estudiando. Es una meta sencilla de lograr, pero con seguridad va a ser un gran avance en tu proceso.
  4. Hacer resúmenes de lo que estudias: Está comprobado que escribir ayuda a memorizar y a analizar mejor los conceptos, así que nuestro consejo es que hagas resúmenes de los temas diarios que estudies, te ayudará a recordar mejor.
  5. Estudiar en silencio: entendemos que algunas personas consideran que pueden escuchar música mientras estudian, o simplemente estar rodeados de personas mientras leen y aprenden, pero lo cierto es que estos factores si interfieren con el proceso de aprendizaje pues no permiten que la persona esté totalmente enfocada.
  6. Repetir en voz alta: No sólo funciona cuando estudias un idioma nuevo, también sirve para reforzar la memoria y analizar mejor el contenido.
  7. Nunca quedarse con dudas: si hay algo que no entiendes no importa cuantas veces tengas que investigar, preguntar o releer, es importante no quedarte con el vacío de la duda.
  8. Tener diferentes recursos de estudios: ¿a qué nos referimos? Investiga en varias opciones, con libros, en internet, con videos, revistas, entre otros, te puede ayudar a tener un conocimiento más profundo
  9. Tomar descansos: Diferente a lo que podríamos imaginarnos, la productividad no se relaciona con el tiempo que pasamos en la actividad que realizamos, sino en los resultados que obtenemos de ello, y lo cierto es que somos más productivos si tomamos descansos durante la jornada de estudio, bastan 10 minutos para refrescar el cerebro para que esté en optimas condiciones para aprender.
  10. Actitud de estudio: Es importante mantener una actitud positiva y motivada a la hora de estudiar para tener una mente dispuesta a aprender.

Si quieres conocer más tips no dudes en contactarnos.