Sabemos que en la escuela tradicional el tutor es quien asume casi en su totalidad el compromiso del manejo de los contenidos en un aula de clase. Por este motivo, la participación del alumno se reduce a la realización de actividades mediante talleres, encuestas, trabajos en grupo o tareas de casa, las que en muchos casos no puede garantizarse que fue él quien las resuelve a conciencia.

Algunas entidades educativas han querido incursionar en el montaje de contenidos en medios digitales, con el fin de optimizar tiempo, fomentar la investigación, el trabajo autónomo y la participación activa tanto del alumno como del docente, muchas con muy buenos resultados; pero otras que, a pesar de los esfuerzos, han incurrido en errores al realizar esta clase de montajes.

Te puede interesar: 5 errores de una formación e-learning que llevan al fracaso

De acuerdo a experiencias y vivencias sobre este tema, a continuación, mencionaremos varios de los errores que se deben evitar al implementar contenidos en una plataforma e-learning.

Plataforma e-learning

Es importante asesorarse de personas especializadas en el tema, acerca del tipo de plataforma que se quiere montar ya que es necesario realizar con anterioridad un estudio sobre la cobertura y cantidad de asignaturas, número de alumnos a matricular, tipo de población (acceso a recursos y medios para conexión y expansión, estrato o clase social de la población, nivel educativo, etc), factores influyen a la hora de querer hacer un buen montaje ya que en nuestra cultura latinoamericana existen poblaciones vulnerables y que no cuentan con servicios de acceso y conexión a internet y mucho menos garantías en un buen servicio a pesar de los grandes esfuerzos de los gobiernos por brindar una cobertura con igualdad de condiciones para todos.

Administrar la página

Un buen administrador no es solamente quien sabe manipular técnicamente la plataforma y su configuración; en la mayoría de los casos, debe ser una persona con un alto sentido de la responsabilidad, pendiente en todo momento de la matrícula y mantenimiento de la identificación de todos los usuarios y sus necesidades.

Es el responsable de garantizar la estabilidad del sitio, capacitar al personal en el manejo de los módulos y dar solución oportuna a cualquier pormenor que se presente durante las sesiones sin interferir con el trabajo de los demás tutores.

Es común encontrar que el administrador del sitio es quien a su vez ejerce el papel de diseñador de contenidos, cayendo en el error de no tener una buena planeación para la estructura institucional de los distintos módulos.

Capacitación a los docentes

A este respecto, no se puede caer en el error de llevar simplemente a los docentes a realizar un curso de aprendizaje corto de 4 o 6 horas donde se les muestre la manera  general de cómo navegar y  manipular las distintas herramientas del sitio, dándoles una explicación muy generalizada, sin indicarles como mínimo los lineamientos y formatos a nivel institucional, cayendo en el error de montar contenidos, vídeos, archivos descargables, copias de libros, etc., sin explorar con ellos todo el potencial que posee la plataforma para un trabajo colaborativo y participativo, haciendo el sitio para el alumnos una completa tortura, aburrida y sin sentido que a la final terminará abandonando y nunca volviendo a entrar y la finalidad e inversión del sitio se pierde por completo.

Alumnos desmotivados

Estudiar en una plataforma e-learning, debe ser para el alumno una modalidad que le cautive con los contenidos allí presentados. Tener un sentido educativo y no un lugar que le desmotive y aburra con el paso del tiempo.

Es necesario clarificar que estas son herramientas diseñadas para participar, compartir ideas, generar espacios de discusión, tener contacto con sus compañeros y facilitadores donde lo primordial es ser activo, participativo, proactivo y no un estudiante solamente lector o visual que, al no tener una inducción y motivación adecuada, termina por abandonar el proceso.

Errores como estos, son algunos de los que se cometen con mayor frecuencia y no son de mala fe, por lo general es por desconocimiento, falta de asesoría, tiempo, capacitación y los afanes de querer estar a la vanguardia con los países más avanzados.

Te puede interesar: 5 consejos para profesores que dan clase virtual por primera vez

Es importante pensar muy bien que se quiere hacer antes de empezar para no desgastarse en montajes innecesarios. Es indispensable tener un cronograma organizado de cada una de las fases del proyecto, definición de roles de cada una de las personas que intervendrán y lo más importante, prevenir situaciones de personal y alumnos agotados y desmotivados.

No está por demás dejar claro que, estudiar en un ambiente virtual no es solo responsabilidad del docente, alumnos y padres de familia; es un trabajo en conjunto de todos los actores desde el momento en que se concibe el proyecto.

¡Contáctanos!

En CognosOnline somos expertos en e-learning en Latinoamérica.