La actual sociedad de la información, que ha sido impulsada por un avance en un marco globalizador y sustentada por el uso generalizado de las tecnologías de la información y la comunicación, esto trae consigo unos cambios que alcanzan todos los ámbitos de las actividades sociales del común, especialmente los relacionados con la educación.

Dentro de todos los campos de enseñanza, los docentes de idiomas no se encuentran ajenos a esta realidad y para llevar a cabo su tarea necesitan desarrollar ciertas destrezas que les permitan aprender a buscar y transmitir información, y claro está, conocimientos a través de las TICs, así como también capacitarse en los aspectos necesarios para poder intervenir y desarrollar estrategias pedagógicas, metodológicas y tecnológicas que se adapten a los nuevos escenarios virtuales.

Te puede interesar: La importancia de aprender un nuevo idioma

Un sistema de aprendizaje basado en las nuevas tecnologías aporta sin duda un valor agregado al actual sistema educativo y abre las puertas a nuevos métodos que permiten a los estudiantes responsabilizarse más por su educación, convirtiéndolos en protagonistas de su propio aprendizaje.

El profesor de idiomas de esta nueva era necesita una formación continua en “didáctica digital” para conocer las posibilidades de los nuevos materiales, servicios y entornos de aprendizaje que van apareciendo en Internet. Esto, de alguna manera, los obliga a estar ligados y apropiarse de avances con el fin de entregar mejores conocimientos.

Son muchas las habilidades que un docente debe desarrollar para aprender a utilizar y adaptar herramientas de e-learning y entornos virtuales eficientemente en la enseñanza de idiomas. En cada oportunidad es preciso analizar y evaluar las herramientas de tal manera que no sólo se pueda difundir, transmitir y crear conocimiento, sino que, al mismo tiempo, sea posible realizar una acción docente más eficaz sobre el sistema de aprendizaje.

Las TICs deben usarse tanto como recursos de apoyo para el aprendizaje académico de las distintas materias curriculares, como para la adquisición y desarrollo de competencias específicas dentro de las TICs. Estas pueden usarse tanto para la búsqueda, consulta y elaboración de información, como para relacionarse y comunicarse con otras personas.

También, se deben utilizar tanto para el trabajo individual como para el desarrollo de procesos de aprendizaje colaborativo entre grupos de alumnos, principalmente de manera virtual, pero de forma presencial también tiene cabida. Cuando se planifica una lección, proyecto o actividad con TICs, se debe ser explícito tanto el objetivo y contenido del aprendizaje curricular como el tipo de competencias o habilidades tecnológicas que se promueven.

Los profesores de idiomas son además conscientes de que los cursos de idiomas online tienen hoy un amplio mercado y permiten clases de conversación a través de conferencias en línea, cursos multimedia y recursos open source para el trabajo colaborativo. También saben que la Web 2.0 facilita el uso de blogs, fotologs, vblogs, podcasts, webcasts, wikis, webquest, redes sociales, mágenes, videos, música, etc. para desarrollar su tarea docente, sin olvidar los Mundos Virtuales 3D que se suman a esta larga lista de recursos disponibles, la mayoría sin costo alguno, para la enseñanza de idiomas.

Te puede interesar: ¿Los contenidos de educación en su institución son accesibles para todos sus alumnos?

Sin embargo, para que los resultados de la utilización de estos recursos y herramientas logren un efecto real de enseñanza y comunicación, es condición que la adquisición de destrezas permitan:

  • Conocer la realidad y características del e-learning, las comunidades virtuales y las responsabilidades del tutor virtual en contraposición al docente presencial.
  • Diseñar y planificar correctamente cursos y clases virtuales (completamente online, o blended) que posibiliten un aprendizaje certero.
  • Conocer diferentes alternativas de plataformas virtuales para crear cursos de idiomas online y las herramientas sincrónicas y asincrónicas con las que cuentan a fin de poder determinar, de acuerdo a los objetivos de un cierto curso, qué entorno se adapta mejor a las necesidades.
  • Aprender a crear redes sociales, blogs y wikis para la enseñanza de idiomas.
  • Realizar experiencias en mundos virtuales.
  • Conocer y seleccionar recursos web 2.0 que se adapten a las cuatro habilidades del idioma y aplicarlos en actividades didácticas creativas y participativas.
  • Conocer las posibilidades que ofrecen las salas de videoconferencias y saber diseñar capacitaciones, clases, presentaciones, etc. utilizando esa tecnología.

Desde hace ya varios años, CognosOnline ofrece soluciones en e-learning y entornos virtuales para la enseñanza de idiomas, ofreciendo a docentes y estudiantes todos los aspectos imprescindibles para que adquieran las competencias necesarias para la aplicación de estrategias didácticas que integren las nuevas tecnologías y los entornos virtuales de aprendizaje en el diseño curricular.