En ediciones anteriores lo hemos dicho en contadas ocasiones, los recursos audiovisuales son herramientas excelentes para apoyar cualquier información. De hecho, cada vez es más recurrente el uso del vídeo dentro del universo e-Learning.

No obstante, En CognosOnline queremos hablarte de las imágenes y, cómo no, de la red social primordial respecto a este ámbito, Instagram. Y es que, aunque no lo creas, se puede convertir en un recurso didáctico maravilloso para recibir información y recordarla más eficazmente.

Te puede interesar: ¿Por qué es importante la claridad visual en el e-learning?

La imagen como herramienta de aprendizaje

Si bien es cierto que no es el método de enseñanza más usual, debes saber que el aprendizaje visual otorga unos resultados magníficos, pues el cerebro es principalmente un archivador de imágenes, no de palabras. Y es que la parte del cerebro empleada para adquirir nuevos conceptos es mucho más pequeña que la encargada de procesar imágenes. Mientras que las palabras son abstractas, las imágenes resultan más fáciles de retener al ser más concretas.

  • Biológicamente, somos seres visuales. Basta con echar la vista atrás para darte cuenta de que el principal método de comunicación escrito de nuestros antepasados se basaba en imágenes.
  • Procesamos las imágenes mil veces más rápido que los textos. De hecho, aquello de “una imagen vale más que mil palabras” no es una exageración. Los estudiantes reaccionan mejor ante un contenido en este formato.
  • El contenido visual es el formato de información que más fácil nos resulta retener. Tenemos la capacidad de recordar el 80% de lo que vemos, frente un 20% de lo que leemos y un 10% de lo que oímos.
  • La importancia didáctica de las imágenes llega a las redes sociales. Aquellas publicaciones que incluyen material audiovisual tienden a ser más compartidas que otras que no adjunten ningún tipo de archivo en este formato. De hecho, llegan a predominar por encima de los vídeos.

¿Qué aplicación didáctica puede tener Instagram?

Instagram es una de las aplicaciones del momento, con más de 300 millones de usuarios registrados que capturan y comparten imágenes de su día a día. No obstante, el uso que nosotros queremos hacer de ellas va mucho más allá. Además de ser una ilustración, las imágenes pueden llegar a convertirse en el aprendizaje en sí mismo.

  • Su empleo para personas que no saben el idioma, pues las imágenes son como los números, el vehículo universal con acceso directo al significado.
  • Su uso como recurso práctico, sencillo y fácil de transmitir.
  • Su facilidad para la creación y expresión de ideas, emociones, conocimientos.
  • Su ayuda para complementar la información principal, permitiendo la interiorización de otros conceptos.
Te puede interesar: 5 razones por las que tus cursos de e-learning fallan (y cómo solucionarlos)

Usos de Instagram en el aula

Reto. El tutor puede organizar pruebas mensuales en las que los alumnos deban publicar una o varias imágenes respecto a un tema concreto. De hecho, se puede crear hasta un hashtag que haga referencia al objeto de estudio. Una vez finalizado el plazo, se puede abrir una votación entre los alumnos. Una competición siempre es un buen método para motivar a los estudiantes.

Días temáticos. Al igual que existen unos hashtags específicos para cada día, puedes establecer en el calendario escolar la publicación de imágenes que tengan que ver con las diferentes materias.

Paso a paso. Otra forma de aprender a través de la imagen e Instagram es publicando detalladamente todas las pautas que uno o varios estudiantes están llevando para la realización de un trabajo.

Imágenes motivadoras. En este apartado ya no sólo intervienen los alumnos como agentes principales, sino el profesor. Él deberá ser el encargado de fomentar y sensibilizar valores a través de la fotografía. Basta con realizar publicaciones que animen a los estudiantes con sus tareas y estudios.

Galería semanal. Un alumno diferente mostrará cada semana sus últimas publicaciones para que sirva de lección a sus compañeros. Eso sí, deben ser imágenes relacionadas al objeto de estudio, nada de selfies y otras modas juveniles.

Te puede interesar: ¿Los contenidos de educación en su institución son accesibles para todos sus alumnos?

Como puedes comprobar, el poder didáctico de la imagen e Instagram es maravilloso para lograr un aprendizaje significativo.

¡Contáctanos!