Actualmente, hablar sobre la necesidad de la formación de los trabajadores resulta muy obvio. Ya nadie cuestiona la importancia de la formación en las empresas, como una estrategia para aumentar la competitividad de las compañías mediante la actualización de los profesionales que forman parte de ella. Sin embargo, algunas organizaciones aún no se han adaptado a las nuevas tendencias en cuanto a la capacitación de los empleados y continúan desconfiando del e-learning y sus posibilidades.

Los beneficios de la formación online para los trabajadores son bastante conocidos: adaptar su propio ritmo de aprendizaje, formarse dónde y cuándo quiera, mejorar sus competencias, etc. Pero, ¿cuáles son los beneficios del e-learning para las compañías?

En CognosOnline le vamos a exponer los principales beneficios de la formación e-learning para las empresas.

La formación e-learning mejora el desempeño y el rendimiento de los trabajadores

Si diseñamos correctamente un programa formativo online y utilizamos las herramientas adecuadas, mejoraremos la experiencia de aprendizaje de los empleados y, por consiguiente, se producirá un aumento en el rendimiento de los mismos.

La incorporación de contenidos interactivos y multimedia, así como experiencias personalizadas de aprendizaje, aumentan el interés y el compromiso de los participantes en las acciones formativas. De esta manera, la formación online refuerza la retención de los conocimientos y la posterior aplicación al puesto de trabajo.

La formación e-learning ayuda a retener el talento en las organizaciones

Un importante porcentaje de trabajadores abandonan sus trabajos porque consideran que no hay suficientes oportunidades de formación y desarrollo en la compañía. La formación online contribuye a retener el talento ya que aumenta la satisfacción de los empleados, los cuales consideran que la empresa apuesta por su desarrollo profesional.

El aumento de la satisfacción de los trabajadores es fundamental para incrementar el engagement, impulsando el compromiso, la competitividad y el rendimiento en las organizaciones.

Algunos estudios realizados, revelan que las empresas que implantan formación e-learning consiguen aumentar el nivel de satisfacción de sus colaboradores hasta en un 18%. Esto es de vital importancia si tenemos en cuenta que las empresas cuyos empleados se encuentran realmente satisfechos e implicados son más competitivas en su sector y obtienen mayores beneficios económicos.

La formación e-learning es más económica que la formación presencial

Algunas personas creen, erróneamente, que implantar proyectos de e-learning en el ámbito corporativo es más caro que impartir formación presencial. Nada más lejos de la realidad ya que, si vamos a apostar por la formación continua de los trabajadores, la formación e-learning es más económica.

Las capacitaciones en modalidad e-learning nos permiten una reducción significativa de los costos, esto se debe a varias razones:

  • Eliminamos los gastos de transporte, alojamiento y alimentación, tanto de los formadores como de los participantes.
  • Suprimimos gastos de alquiler de aulas o equipos.
  • Evitamos los costos de impresión y distribución de material formativo.
  • La automatización de determinados procesos reduce los gastos administrativos.
  • Se optimiza la inversión en formación, ya que el e-learning nos permite capacitar a un número significativamente mayor de participantes en comparación con los cursos presenciales.

Según algunos estudios, las empresas ahorran entre un 50% y un 70% cuando reemplazan la formación tradicional por formación e-learning. El ahorro de costes en formación es relevante en cualquier empresa con independencia de su tamaño o sector, pero es especialmente significativo en aquellas compañías que tienen centros de trabajo en diferentes ubicaciones.

La formación e-learning se traduce en beneficios

El conocimiento de los profesionales que forman una compañía se traduce directamente en mayores ingresos para ésta. Según un estudio realizado por IBM, por cada dólar invertido en formación e-learning, la empresa recibe un retorno de 30 dólares en concepto de productividad.

Además del aumento de la productividad, no podemos olvidar el ahorro de costos que supone cambiar de un modelo de formación tradicional a programas de formación online.

 

Como hemos podido ver, el e-learning está proporcionando una ventaja competitiva a muchas empresas al darles la oportunidad de mantener actualizados a sus profesionales, adaptándose a los cambios en el mercado y en su sector.